Las Arras de Boda, su significado y uso.

Las Arras de Boda, su significado y uso.
¿Se aproxima tu boda y tienes dudas sobre el uso de las arras durante la ceremonia? Aquí solucionaremos todas tus dudas.

 

¿Qué son las arras matrimoniales?

Cuando la ceremonia del matrimonio sucede, notamos que después de la bendición y entrega de los anillos tiene lugar otro episodio de este evento tan especial. Esto es cuando llega la entrega de la arras entre la autoridad (sea religiosa o civil) y los novios. Nos damos cuenta que las arras matrimoniales son un conjunto de trece monedas que guardan una increíble historia.

Es curioso porque muchas veces pensamos que estos objetos, por minúsculos que sean, poco importan. No obstante, guardan una gran historia. Estas monedas se intercambian durante la ceremonia en la que se formaliza la unión, no sólo espiritual, sino también de los bienes materiales.

De entrada, trataremos de explicar esta parte del ritual conyugal como una economía del amor; es decir, como un momento de reciprocidad que hace referencia directa al materialismo, pero que a la vez, implica un momento de confianza y entrega absolutas. ''Doy lo que tengo y quizá, lo que en un futuro tendré''. 

Se busca la proporción mutua, en la que los prometidos se convierten en uno,  y se funden en el amor. La novia y el novio son iguales en la entrega. Desde una mirada histórica, la entrega de las arras es una tradición que ha sobrevivido a varias generaciones hasta el día de hoy.

Ahora te contaremos una breve historia. 

Desde la Antigüedad, fenicios y mesopotámicos tenían una práctica de obsequiar medallas para cerrar un trato comercial. Tiempo después los griegos comenzaron a utilizar la palabra “arrabón”  para referirse a un pago anticipado entre dos o más partes. Fueron los romanos quienes usaron el concepto de “arras esponsalicias” para establecer una garantía legal entre dos familias, o sea como un acto jurídico : una proveía el dinero y la otra entregaba a la novia. El matrimonio adquirió su lugar en el círculo de los legisladores.

Cuando los romanos invadieron España, incorporaron entre sí sus rituales con las tribus locales. Las arras implicaban la cesión del patrimonio -el cual consistía en joyas, vestidos, vasijas, armas o animales- como un premio a la fidelidad de los desposados y la donación de tal sucedía cuando la mujer llegaba virgen a su unión. Con la aparición del cristianismo, la idea que se tenía hasta ese momento del matrimonio comenzó a cambiar, adquiriendo una condición más religiosa que civil.

Es en la Edad Media cuando aparece el matrimonio que conocemos actualmente. A partir de ese momento, las arras tienen que ser bendecidas, en dado caso de que el casamiento sea por la vía religiosa.

La entrega

Cuando sucede la ceremonia, justo en el momento posterior al intercambio de anillos, sucede la entrega de las monedas. Los padrinos de arras son las personas encargadas de proveer a los novios estas trece monedas que simbolizan prosperidad en su futuro proyecto. En el momento indicado, los padrinos las entregan al novio, quien las pasará a su futura mujer repitiendo las palabras del rito. De preferencia, se acostumbra que una pareja casada con una posición financiera admirable las entregue, pero también puede ser una mujer muy cercana a la pareja.

Las monedas también pueden ser portadas por los pajes o las meninas durante la procesión nupcial , quienes las pueden guardar en una caja, una cesta o una bandeja. Luego el sacerdote las bendice, a lo que acto seguido, las dispone al novio, quien se las entrega a su futura esposa. Después, la novia da y el novio las recibe, y así creando un juego entre la pareja y lo sagrado del amor. El motivo de ese acto es asumir responsabilidades: el marido provee y la mujer dispone.

La bendición y entrega de las arras se lleva a cabo por el sacerdote, diciendo: ''Bendice, Señor, estas arras, que el novio y la novia se entregan, y derrama sobre ellos la abundancia de tus bienes''. El novio las toma del sacerdote y manifiesta lo siguiente mientras deja caer las monedas en las manos de la novia: ''Recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir, en señal del cuidado que tendré de que nada te falte en nuestro hogar''. Después la novia responde: ''Yo recibo en señal del cuidado que tendré de que todo se aproveche en nuestro hogar''. A continuación, la novia expresa la misma oración y dando las monedas al novio, quien tiene que dar la respuesta que dijo anteriormente la mujer.

 ¿Por qué trece es la cantidad de monedas que se entregan?

La explicación es amplia, pero algunas tradiciones cristianas concuerdan que estos objetos representan a Cristo y los Doce Apóstoles; mientras que otras sostienen que las doce simbolizan los meses del año y que la moneda sobrante significa un acto de caridad a los pobres. Eso implica doce meses en los que el matrimonio se asegura bajo un deseo de prosperidad económica, preparando una vida de abundancia con la promesa de compartir y proteger los bienes frente a cualquier adversidad. 

Se cree que este ritual es meramente religioso pero también puede ser celebrado en bodas de tipo civil. Aquí los novios pueden darle un significado subjetivo y propio, con el fin de expresar sus buenos deseos y un amor que trasciende lo material, dando a entender que el hombre y la mujer se convierten en un gran equipo, esta idea se sostiene en la idea de compartir, no sólo posesiones o pertenencias, sino en compartir tiempo y experiencias. La abundancia es un camino por el que las parejas tienen que sortear. 

Cabe mencionar que algunas arras contienen grabados, como imágenes de la Santa Trinidad, la Virgen, santos y santas, la cruz, las alianzas matrimoniales, así como de gobernantes y de ciudades. Ejemplo de esto son las arras de la Virgen que presentan a la madre de Cristo, símbolo de la virginidad, la esperanza y la caridad. Las arras de San Benito (de Nursia) presentan al santo con la atribución de protección con la oración Eius in obitu nostro praesentia muniamur!; mientras que en el reverso aparecen las clásicas iniciales C.S.P.B. (Crux Sancti Patris Benedicti). Las arras del Espíritu Santo son las que presentan una paloma que simboliza la paz y la presencia divina. También pueden venir impresas inscripciones con las siguientes frases:

“Lo que Dios une, que no lo separe el hombre”. Una frase con gran poder, nos indica que un matrimonio es aprobado por Dios y que va a durar largo tiempo.

“Señor bendice nuestra unión”. Frase que solicita con fe ante Dios y la autoridad, la buena llegada de las bendiciones. Recordemos que estas peticiones favorecen y hacen más fuerte la unión de las parejas.

“Y que tu luz sea nuestro camino”. Una oración que nos invita a seguir los pasos de Cristo con el fin de que el matrimonio sea fuerte. La vida de Cristo dio muchas enseñanzas y entre ellas está formar una familia por la eternidad.

 

 Tipos de arras

Generalmente, las arras ser de los siguientes materiales: platino, oro, plata o latón. Sus tamaños pueden variar, pero generalmente van de 1.5 a 3 cm de diámetro. Pueden ser heredadas o compradas en locales específicos. En caso de que busques adquirir unas elegante arras, en Ondine Collection te invitamos a iniciar una bonita herencia familiar, así como esa bella acción donde se transmitan todas esas buenas energías llenas de amor.

Las arras más usadas por su belleza son las de plata pura .999, con la posibilidad de estar bañadas en oro blanco o rosa. Con una caja que las proteja, no pueden faltar en la ceremonia. De diferentes tamaños y elementos, invitamos a nuestros lectores a revisar nuestro catálogo de nuestras divinas arras . Da click en el siguiente link: https://www.ondine.mx/tienda/categoria/bodas/lazos-arras-biblias-y-cirios/arras-para-boda/

Muchas veces pensamos que los actos del humano simplemente suceden sin más, pero la entrega de las arras es un evento que tiene una trayectoria desde tierras y tiempos  lejanos. Y es por esa razón que es una tradición valiosa, porque el significado que nos transmite es uno, muy importante: la promesa de un porvenir en el que un matrimonio tendrá bienestar. Las arras son recuerdos, memorias de esa aventura que es casarse.

 

 

 

No hay comentarios.¡Se el primero en escribir un comentario!
Envia comentario
Compartir